4 motivos para tener un Community Manager

Graficreat 4 motivos para tener un Community ManagerRedes Sociales

4 motivos para tener un Community Manager

Si tienes una empresa seguramente te has planteado más de una vez la pregunta:  ¿debo de contratar un community manager?. Y aunque algunos piensen que gestionar las redes sociales – y la reputación online- es un tarea “sencilla”, el tiempo, cualificación y trabajo asociado no es poco ni fácil.

Obtener resultados en las redes sociales es un trabajo de constancia, conocimiento e ingenio que debe verse como una inversión a medio-largo plazo.

Pero, ¿qué es un community manager?

Un community manager – CM- es un profesional en comunicación entre una marca y sus clientes en redes sociales. Éste asume el rol de representante “virtual” de la marca en las redes sociales, crea contenido, administra y monitoriza los resultados. Es importante que tenga ciertas habilidades básicas: que sea carismático, paciente, educado, resolutivo y buen comunicador. No debe descuidar el estilo y estrategia de redacción, y por supuesto no debe cometer faltas de ortografía. A los ojos de los clientes los errores o aciertos del CM son los errores o aciertos de la empresa.

A continuación explicamos algunos de los motivos por los que contar con un profesional cualificado para que gestione correctamente tus redes sociales.

1.   Mejora la imagen de tu empresa

Tener un community manager distingue a una empresa “fantasma” de una real, proactiva. Éste se encarga de gestionar los diferentes perfiles en las redes sociales, enlazados a su vez con el sitio web de la empresa, para proveer a los clientes información periódica, actualizada e importante.

Cuando alguien escribe el nombre de tu empresa en el buscador entre los primeros resultados que deberán aparecer son: la web corporativa, el blog, perfiles de Facebook, Linkedin, Twitter, etc. Descuidar estos últimos es despedirse de un gran número de visitas y potenciales clientes.

2.   Atención al cliente

Toda empresa necesita un canal rápido y efectivo de “feedback” con el cliente. El community manager realizará el rol del responsable de atención al cliente digital, respondiendo de manera rápida y efectiva a las dudas, comentarios o reclamaciones de sus clientes. Recuerda que el cliente prefiere enviar antes una consulta a través de Twitter que rellenar un formulario web.

3.   Más calidad en sus contenidos

A pesar de que las redes sociales “piden” un constante flujo de publicación, no es necesario que sea a diario, siempre y cuando las publicaciones que se hagan sean de calidad y aporten valor. Un community manager no solo se dedica a conseguir el contenido ideal de publicación, sino que además usa inteligentemente este recurso y el tiempo, hora de publicación.

4.   Multiplica el alcance, crea afinidad

El tráfico constante entre sus redes sociales y web repercute en cómo los clientes perciben su empresa creando vínculos de conocimiento, afinidad y confianza. Un community manager provoca este flujo con publicaciones que los invitan a visitar tu web multiplicando la conversión de objetivos.

Ahora vuelve a preguntarte, ¿necesito un community manager en mi empresa?